Imagen,
No te da ni la hora…., sin embargo examinas y diseccionas cualquiera de sus gestos….
Un pestañeo, entonces se dimensiona: Te repiten…., no le importas……….., justificas y buscas respuestas esotéricas, la sin razón de un vientre vacío. La incapacidad de amar: ¿por qué?.
Qué daño tienes adentro, desazones imposibles, por lo que nunca hay gesto.
Pero la vida en su pertinaz provocación provoca y un día lo encontraste, y lo dejaste atrás y ante el regreso a tu vida gestada el golpe con la realidad volteó tu mente a lo abandonado; vida errante, cachorro herido, dolor en el vientre vacío; y sin un sentido fuerzas al débil a retomar el camino andado…, pero al llegar no te atreves y el sufrimiento es inmenso,
Sentada en la anhedonia añoras y esperas, nunca apareció y la angustia te encierra poniendo barreras a la vida, la angustia no te deja ver, andar, ser libre, lo sabes y sabes de la pérdida de ese tiempo, sólo sientes que sufres y te escondes… ¿Qué pasaba?, y el invisible compañero te arrastra a un conato de vida basado en una pesadez vital cotidiana, abonada al profundo aburrimiento, mientras lo ves como se acerca al descalabro y con él tú, siempre la primera en caer, él avestruz, tú topo.
El presente y una mujer que se idealiza, idiotiza e infantiliza; provoca todas las reacciones contrarias a lo que desea: ¿ciega, muda y sorda?…, Esta vez, sin compañero vacuo, sola se encamina a la repetida sin razón.
Unos gestos iluminan una desesperación y aplacan una amargura solapada por la falta de un asentamiento; golpes de piñata a través de una venda que oprime los párpados.
Hoy, hay una realidad más obstinada que su vientre de arena provocando al engaño prendido de una esperanza…., y sus manos no juegan con otras manos, mientras gesticulan solas, solas, tan solas como los años de su historia y sus puños se encogen cerrados en su palma sin provocar surcos liberados mientras la humedad que lagrimea a consecuencia de la sequedad del vacío de la vida sin caricias.
Tanto es el dolor del puñal que imagina el final aceptado, cuando no hubo, principio, inicio, desarrollo, recuerdo, agasajo, mirada, cortesía, aceptación, complicidad, compromiso, deseo, búsqueda, acercamiento, respuesta, llamada…NADA…………………, sólo recuerdos de vaho, y las miradas comprensivas, evitadoras, de hastío, de pena…. De los que desde fuera miraban………….
Y olvidar depende de nuestra fuerza…………, podría hacerlo, el problema es que no haya nada que olvidar, y el olvido se convierte en el espejo del vacío atronador.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s