¿SUFRO ACOSO LABORAL?

¿Sufro de acoso laboral?
Claves y pistas….
¿Por qué me pasa, Qué hago?
                                                                                               Por Minia Miramontes
El acoso laboral, también conocido como moobing laboral, se trata de una situación de violencia psicológica, recurrente y sostenida en el tiempo. Las personas que la llevan a cabo, suelen ser los jefes o compañeros de trabajo, que utilizan su poder en forma abusiva, y tienden a usar la violencia verbal frente a la víctima, de modo de no dejar ninguna evidencia de su agresión. Las consecuencias que puede tener el acoso laboral en las personas, son bastantes serias e incluyen: depresión, ataques de pánico, irritabilidad, baja autoestima, entre otros. Si tú consideras que estas pasando por una situación de acoso laboral, aquí te presentaremos algunos signos para que puedas reconocerlo. A simple vista pudiera parecer que todo tipo de maltrato es fácil de notar, pero la realidad es que hay muchas formas de denigrar a otro, algunas menos explícitas de lo que parecen. Esta situación tan lamentable se presenta también en el trabajo por parte de algunos empleadores y compañeros que obvian por completo el profesionalismo y la consideración hacia el otro.
Conductas del acosador

1. Trato diferente. Esto ocurre cuando la persona que ejerce el acoso laboral, actúa de forma discriminatoria frente a ti. Es decir, hace una clara diferenciación entre el trato que tiene hacia ti en comparación con el resto de tus compañeros. Puede ser a través de la exclusión o la indiferencia.
2. Agresiones verbales. Tiene que ver con la utilización de insultos, gritos y todo tipo de maltratos verbales. Esto generalmente, se realiza cuando se encuentran solos o en presencia de pocos compañeros que son de confianza para el acosador.
3. Difamación. El acosador tiende a hablar mal de ti, a nivel personal y profesional. Trata de generar una imagen de ti que no corresponde con el perfil de la empresa. Incluso, en ocasiones, puede inventar rumores que no favorecen en absoluto a tu imagen laboral.
4. Presión. Suele asignarte una excesiva cantidad de trabajo y exigirte su finalización en el menor tiempo posible. También, tiende a plantear proyectos inalcanzables, con el fin de someterte a una extremo nivel de estrés.
5. Limitación del progreso. Trata de evitar o impedir todo progreso laboral que puedas tener dentro de la empresa. Es así, que te prohíbe la realización de concursos y rechaza tus propuestas de proyectos.
6. Control sobre tu destino en la empresa. El acosador evitará todo tipo de traslado que solicites a otro sector, castiga duramente frente a las llegadas tardes y manipula la situación a su conveniencia.
7. Descalificación laboral. Amenaza continuamente acerca de quitarte las responsabilidades que tienes, o cambia tus tareas por aquellas que no tienen que ver con lo que realizas.
8. Ocultar información. Evita transmitirte información crucial acerca de tu trabajo, para después poder inculparte por negligencia profesional o falta de interés hacia el trabajo.
9. Ridiculizar. Tiende a burlarse y menospreciar tu trabajo enfrente al resto de las personas, incluso superiores.
Características y Formas de acosar

1. El maltrato laboral puede ser disimulado y poco evidente u obvio ante los ojos de todos, pero independientemente del modo que elija el maltratador se trata de una práctica que afecta de manera severa el estado anímico del empleado y que bajo ningún motivo debe consentirse en el ámbito profesional
2. Una de las principales características del maltrato laboral es la ofensa continua hacia una persona o las tareas que esta realiza mediante palabras o gestos
3. Ante cualquier situación o proyecto las críticas que el empleado recibe son siempre negativas, carentes de objetividad y en muchas ocasiones injustas
4. Cuando un trabajador se ve a sí mismo aislado por completo de su grupo laboral, no porque lo haya decidido sino porque no se le permite formar parte, estamos ante una de las principales evidencias de maltrato laboral
5. El empleado es constantemente desacreditado en público: en reuniones, conferencias, comités. Sus opiniones o propuestas no son tomadas en cuenta y son criticadas con dureza, del mismo modo que su trabajo
6. El trabajador es ignorado por completo por sus colegas o jefe, incluso cuando su presencia es necesaria para determinada reunión o evento, él mismo no es llamado
7. El contacto físico con el grupo de trabajo o con el supervisor es bastante limitando, basándose principalmente el emails o llamadas telefónicas
8. En los casos más severos se manifiesta a través de violencia verbal o física, amenazas, boicoteo del trabajo y reducción del salario como forma de presión
9. El maltrato laboral es una práctica que no se debe tolerar bajo ninguna circunstancia, pues afecta de manera severa al empleado tanto física como psicológicamente. Si tu empresa tiene una política contra el maltrato acude a ella, de lo contrario denuncia la situación a un superior o al departamento de recursos humanos
Ejemplos de comportamientos del acosador
En general van dirigidas contra la dignidad de la persona

1- Vida privada de las personas:
Burlarse o criticar la vida privada, la nacionalidad, un defecto o discapacidad de la persona. Molestar en el domicilio privado mediante llamadas telefónicas.

2- Violencia física:
Empujones, golpes, levantar la mano, amenazar con agresión física, acoso sexual.

3- Agresiones verbales:
Insultos, gritos, elevar la voz, contestar de mala manera, mal tono de voz.
4- Rumores:
Hablar a espaldas con calumnias y mentiras; difundir injurias sobre la persona.
5- Relaciones sociales:
Aislar a una persona, no permitiendo que nadie le hable, ni dirigiéndole la palabra. Ignorarla como si no existiera.
6- Desarrollo del trabajo:
• Delegar más trabajo de lo que puede realizar una persona normalmente. O, todo lo contrario, no confiarle ningún trabajo sin darle explicaciones.
• Ubicarla en un lugar apartado de los demás compañeros, generalmente en un ambiente físico desagradable.
• Encomendar tareas de inferior categoría a su cargo.
• Presionarla para realizar tareas en contra de sus convicciones personales, morales o culturales.
• Criticar constantemente su desempeño en la realización de su trabajo, insultándola.
Consecuencias en el trabajador acosado

Según las circunstancias personales del trabajador, el grado y tipo de acoso y la situación contextual donde se produce, los efectos emocionales, afectivos, somáticos, sociales y laborales varían, pudiendo abarcar un amplio abanico de reacciones de los niveles antes mencionados, con afectación en todos o parte, examine entre los síntomas, que relatamos a continuación, cuáles está padeciendo o sintiendo. Léalos atentamente y anote los que considere que le están ocurriendo como consecuencia de su situación laboral:
1 Consecuencias físicas
Se da un amplio elenco de somatizaciones: trastornos cardiovasculares (hipertensión, arritmias, dolores en el pecho, etc.), trastornos musculares (dolores lumbares, cervicales, temblores, etc.), trastornos respiratorios (sensación de ahogo, sofocos, hiperventilación, etc.) y trastornos gastrointestinales (dolores abdominales, nauseas, vómitos, sequedad de boca, etc.).
2 Consecuencias psíquicas
Ansiedad, estado de ánimo depresivo, apatía o pérdida de interés por actividades que previamente le interesaban o le producían placer, alteraciones del sueño (insomnio e hipersomnia), profundos sentimientos de culpabilidad, aumento del apetito, distorsiones cognitivas (fracaso, culpa, ruina, inutilidad, etc.), hipervigilancia, suspicacia, labilidad emocional con llanto frecuente, ideas de suicidio no estructuradas, sin plan ni intentos de suicidio, sentimientos de impotencia e indefensión, miedos al lugar de trabajo, a coger el teléfono, a enfrentarse con su jefe, miedo a volver a trabajar y a no ser capaz de desempeñar su trabajo adecuadamente, miedo a salir a la calle, expectativas negativas sobre su futuro, atención selectiva hacia todo aquello relacionado con el fracaso, disminución de la capacidad de memoria y dificultades para mantener la atención y pensamientos recurrentes sobre la situación de mobbing. En la víctima pueden darse cambios de personalidad con predominio de rasgos obsesivos (actitud hostil, y suspicacia, sentimiento crónico de nerviosismo, hipersensibilidad con respecto a las injusticias), rasgos depresivos (sentimientos de indefensión, anhedonia, indefensión aprendida) y alteración del deseo sexual (hipoactividad sexual, etc.).
3 Consecuencias sociales
Los efectos sociales del acoso laboral se caracterizan por la aparición en la víctima de conductas de aislamiento, evitación y retraimiento; así como la resignación, el sentimiento de alienación respecto a la sociedad y una actitud cínica hacía el entorno.
Se suele generar alrededor de la víctima un aislamiento progresivo, debido, en parte, a la retirada de algunos de sus amigos, que al ver la situación le dan la espalda y desaparecen, junto con el aislamiento activo que la víctima ejerce. No quiere estar con otras personas para no tener que dar explicaciones sobre su salida de la organización, y debido a su sensación de fracaso y falta de confianza piensa que el resto de las personas le consideran un fracasado, y tiene miedo de enfrentarse a las posibles críticas.
4 Consecuencias laborales
Las consecuencias en el área laboral suponen la destrucción progresiva de la vida laboral de la víctima. Debido al mobbing se suele solicitar una baja laboral por estrés, durante la cual la empresa puede llevar a cabo el despido o negarse a abonarle el salario, difundir rumores sobre la víctima y mentir sobre su salida de la empresa. Con ello consigue presentar una imagen negativa de la víctima, lo que contribuye a disminuir su empleabilidad, y que vaya considerándose a sí misma incapaz para trabajar, y mostrando expectativas negativas sobre su rendimiento y desempeño laboral.
Si se produce el despido, la víctima suele sufrir ‘postración económica’. Desde el primer mes tras el despido, la empresa no le ingresa su sueldo, lo que hace que disminuya considerablemente su nivel económico.
5 En resumen
En todo caso, se podría decir que las consecuencias sobre la salud de la víctima dependen de la duración del acoso, la intensidad de la agresión así como su propia vulnerabilidad. El impacto del acoso es más fuerte si se trata de un grupo contra una sola persona que si se trata de un solo individuo, también parece que el acoso de un superior es más grave que el acoso de un compañero:
• Estadio de autoafirmación. La víctima detecta el conflicto o el trato despectivo, interpretando que la razón está de su parte y que existe un mal entendido.
• Estadio de desconcierto. La víctima se siente desconcertada, duda, no sabe lo que está pasando y comienza a pensar en su probable responsabilidad sobre lo ocurrido.
• Estadio de indefensión. En esta fase, la víctima se esfuerza para agradar y para que le tengan en mejor consideración; este esfuerzo termina desencadenando un sentimiento de impotencia e indefensión que culmina en un estado depresivo.
• Estadio traumático o de ansiedad. Si el acoso persiste, la víctima suelen sentirse vulnerable y presentar un estado de ansiedad, siendo frecuentes las conductas impulsivas y la pérdida de control.
• Estadio de estabilización crónica. Es probable que perdure un sentimiento de desvalorización y falta de autoestima, pudiéndose establecer un estado ansioso-depresivo y el trastorno de estrés postraumático.
Por qué hay personas que lo soportan de forma pasiva durante años. Síndrome de Estocolmo Laboral
• Por el anhelo de sobrevivir laboralmente y necesidades económicas
• Personas dependientes económicamente del acosado
• Falta de habilidades asertivas para afrontar sin un desbordamiento emocional la situación
• Porque la autoestima en relación a sus cualificación profesional está tan mermada que terminan por creerse merecedores de este trato
• Sentirse dependiente
• Malestar psicológico –emocional y afectivo- que le hacen sentirse incapacitados para tomar decisiones por el sufrimiento que el acosado cree que le supondrá y que paradójicamente perpetúan su malestar
• Se creen que merecen este trato…..
• Porque le resulta menos doloroso descargar oralmente su frustración en otros ámbitos y sin pasar a la acción
• Porque muchos trabajos ocupan gran parte de nuestra vida y hay poca actividad fuera de la vida laboral
• Porque la posición jerárquica del acosador hace que el acosado no desarrolle una actitud crítica ante los hechos denigrantes contra la persona acosada
• Por falta de apoyo de los compañeros, de la familia, social
• Deseo de agradar
• Pensar que pasará cuando el acosador encuentre otra víctima

• Miedo a las venganzas y reacciones del acosador
• Justificar las reacciones del acosador
• Falta de relaciones, actividades, hobbies fuera del ámbito laboral
• Etc….

Consejos

El maltrato laboral es un problema serio que requiere atención, no permitas que la situación afecte tu vida, resuélvelo

Qué hacer cuando se detecta mobbing o acoso laboral

¿Por qué ocurre?
• Tiene como objetivo, que ésta pierda o abandone su puesto de trabajo; o, simplemente, destruir su autoestima para que de esta manera, el acosador pueda elevar la suya.
• La respuesta del entorno del acosado es muy importante, ya que si los demás compañeros de trabajo o el jefe, se convierten en cómplice del acosador -lo cual es muy frecuente- es más difícil poder escapar a la violencia, ya que esta se implanta de forma permanente y autorizada (activa o pasivamente) por todos; de esta manera, la persona se encuentra acorralada y sin ayuda cercana.
• De todas maneras, el apoyo se puede buscar en el exterior del ámbito de trabajo, acudiendo a la justicia, a psicólogos especializados en la temática, asociaciones contra el mobbing.
Son acciones contra la dignidad de la persona.
¿Qué puedo hacer?
Ante la situación de acoso laboral, se pueden tener en cuenta las siguientes recomendaciones desde la Psicología para bloquearlo:
1. Reaccionar rápidamente. Cuanto antes se tome alguna medida, mejor se resolverá la situación; ya que si dejamos pasar el tiempo el maltrato pasa a “naturalizarse”, se instala, y al acosador le es cada día más fácil maltratar ya que su lugar de poder se ve asegurado o confirmado por la víctima, al no rebelarse al mismo.
2. No autoculparse, ni reprocharse nada. Suele suceder que la persona acosada, tienda a buscar en que falló, o incluso creerse merecedora de ese maltrato por sentirse inferior a sus compañeros, tanto a nivel de personalidad como de desempeño laboral. Hay que reaccionar ante esta actitud porque lleva a caer en la trampa del otro e imposibilita la búsqueda de soluciones inmediatas.
3. Trabajar sobre la autoestima para poder enfrentar el estado violento de las relaciones personales y laborales por sí mismo. Es fundamental cómo se encuentra psicológicamente una persona para poder ser víctima de acoso. Si se fortalece la autovaloración, si se siente seguro en su personalidad, y en la capacidad para desarrollar eficientemente el trabajo, es muy difícil que el acoso se instale, y sólo puede quedar en un intento frustrado por parte del acosador.
4. Contar con el apoyo de los seres queridos, la pareja la familia, los amigos fuera del trabajo, para hablar del tema sin miedos ni vergüenza. El sostén afectivo de otras personas que se conozca, de contextos diferentes al laboral, ayuda a impugnar, desmentir lo que se vive en el ámbito del trabajo. Si gente cercana, con aprecio mutuo, se entera de la agresión que se está viviendo, puede aconsejar desde una posición privilegiada dado que podrán comprender mejor que nadie la situación vivida; y, además, colaborar al fortalecimiento de la autoestima, rescatando los aspectos positivos de la persona afectada.
5. Investigar sobre el tema para comparar su situación con lo que se denomina mobbing, y saber si lo que se está padeciendo encaja en la descripción del mismo. Por otra parte, enterarse de las graves consecuencias que trae experimentar durante cierto tiempo el acoso laboral; lo cual ayudará a tomar la decisión de actuar prontamente.
6. Informarse sobre los aspectos jurídicos del mobbing, sobre los derechos de los acosados y las actuaciones que se pueden realizar.

7. Preguntar sobre la normativa, de la empresa, si la tuviese, para saber cuáles son los pasos que debe seguir para solicitar ayuda y cómo la protege la misma, antes de recurrir al departamento de Recursos Humanos.
8. Denunciar ante el departamento de Recursos Humanos de la empresa, si es que lo hubiera. Actualmente, las organizaciones, dada la legislación laboral, están formando a este área para atender casos de mobbing; e incluso están estableciendo sus propios reglamentos internos para abordarlos.
9. Si no se soluciona en un breve plazo a nivel de la empresa, con la información dada a Recursos Humanos; o si no existiese a quien recurrir en la misma, dirigirse a denunciar a los Tribunales de Justicia, con asesoramiento legal.
10. Consultar con un profesional de la salud, médico, psicólogo/psicóloga, para que certifique el estado de salud deteriorado a raíz del acoso laboral, y las consecuencias derivadas del mismo. Esto servirá como testimonio o prueba ante la negación de los demás de lo que se está viviendo y como documentación para las denuncias formales que se efectúen.
Normalmente una persona suele darse cuenta de que ha sido víctima de mobbing una vez que ha abandonado la empresa y tomado distancia con respecto a ella, porque este alejamiento le permite ser más objetivo sobre sus verdaderas capacidades y habilidades, sin verse obligado a padecer la incesante burla y desaprobación por parte del acosador. Es por ello, que muchas veces no es fácil detectar el acoso, porque se considera algo normal en el contexto de un mundo laboral competitivo y orientado a la consecución de objetivos.
Además, esta actitud de presión por parte de los jefes, o de competitividad por parte de los compañeros, está bien vista como forma de aumentar la productividad, premiando a quien mejor desarrolle su labor, en detrimento del resto, que además de no recibir ningún extra se ven minusvalorados; una situación que puede desencadenar la desconfianza y la envidia entre los compañeros y jefes que se vean ‘superados’ por las capacidades o habilidades de otra persona, que se convierte así en el objetivo del acoso.
La persona que empieza a sufrir los primeros síntomas de mobbing, con comentarios inoportunos e incluso ofensivos en los que se ponga en duda su profesionalidad o se critique algún aspecto de su vida íntima, tiene que tratar de atajarlo comenzando en primer lugar a llevar un registro de estos hechos, e informando posteriormente a su superior jerárquico o al encargado de personal de lo que ocurre para que se tomen las medidas oportunas. Lo que nunca debe hacer es enfrentarse directamente con el acosador, ya que esto le proporcionaría a éste más razones para mantener su actitud o excusas para justificarla.
Si observamos que un compañero está siendo acosado, debemos adoptar una postura de normalidad, en el sentido de no ‘alimentar’ el acoso, ni justificarlo en base a las características personales del trabajador afectado, y debemos además apoyarle para que no se vea aislado del resto, permitiéndole encontrar una ‘válvula de escape’. La decisión de denunciar la situación ante sus superiores, sin embargo, tiene que ser tomada y llevada a cabo por la víctima del acoso.
La gerencia de la empresa, junto con el encargado de personal y los sindicatos, son los únicos que pueden frenar el mobbing, debido a que se produce en el ámbito laboral, aunque sus consecuencias abarcan también al ámbito personal, e incluso repercuten sobre la salud del acosado, por lo que en primer lugar hay que detectar esta situación mediante denuncia o por otros medios, para poder establecer quién o quiénes son los responsables antes de tomar medidas.
En situaciones, la siguiente actitud puede ayudar, examina si es posible en tu caso:
Confróntalo. Mientras más profesional sea nuestra actitud en la oficina, podremos manejar nuestras relaciones laborales con mejores resultados. Es importante evitar ponernos emocionales y ponerle un límite al abusador conservando el control.
No te conviertas en un blanco fácil, cuando una persona malintencionada busca perjudicar tu trabajo es importante que expreses abiertamente que no te agradan sus actitudes. Por ejemplo, si una persona hace comentarios agresivos frente a otras personas es apropiado frenarlo con un “Me parece que el tono de tu comentario no es apropiado”.
No ignores el abuso ni lo dejes pasar, actúa con inteligencia, domina la emoción y expresa firmeza. Sé fuerte y demuéstrale a esa persona que no te agrada su actitud y que no vas a permitirla.
En otras:
Denuncia. Lo más apropiado cuando una situación de mobbing se está saliendo de control o está mermando tu desempeño es comunicarlo con tu jefe inmediato o departamento de recursos humanos.
Es importante que lleves argumentos sólidos y evidencias de que el trato con esta persona está afectando tu trabajo. Nuevamente evita que te domine la emoción al expresar tu descontento, recuerda que eres una persona adulta, capaz de comportarse de manera profesional.
Mientras más racional y controlada sea tu denuncia será más fácil ser escuchado por la empresa y demandar una solución.
¿Qué hacer si soy acosado por mi jefe (a)? Cuando la persona que nos molesta es nuestro superior el primer paso es buscar el diálogo y hablarle de las conductas que nos incomodan, es necesario ser profesional y hablar con claridad. Si la situación no mejora, otra alternativa es buscar apoyo con el departamento de Recursos Humanos, solicitar un cambio de área e incluso buscar nuevas oportunidades laborales.
¿Es hora de dejar tu empleo? La batalla contra el abuso laboral apenas está siendo abordada en nuestro país, poco a poco surgen iniciativas de las empresas e instituciones gubernamentales para crear espacios para la denuncia e imponer sanciones.
Recuerda que cuando somos agredidos es muy importante proteger nuestra integridad y actuar lo más pronto posible.acoso laboralEl acoso laboral

Anuncios

8 comentarios en “¿SUFRO ACOSO LABORAL?

  1. Hola, sufro acoso laboral y he dejado pasar algunos comentarios degradantes hasta que un día plante cara pero el compañero me dijo que seguiría molestándome. El caso es que he pensado en grabarlo pero no se como porque el móvil no es permitido y no se si podría hablar con el encargado de la empresa de este problema sin mas pruebas que mi palabra
    Agradecería si pudieran aconsejarme, muchas gracias

    • Lo que si puede es grabar, de forma que no se vea el móvil- También puede esconder el móvil de forma que no se note….y grabar el vídeo. Luego puede pedir consejo a su superior en cómo cree el que puede usted reaccionar ante la situación, sin dar nombres, decir lo que le pasa… sin acusar e incluso, pedirle al superior discrcción, cuándo vaya a más llévele la grabación y dígale que hizo lo que el le recomendara pero que no hubo resultado y que used no quiere enturbiar el ambiente solo que todo funcione bien. Si va a más, ya sabe, tendría que ir más rriba o denunciar

  2. Estimada , he buscado Informacion pero finalmente no he logrado saber si lo mejor en estos casos cuando se sufre de acoso laboral es buscar otro empleo o quedarse en el actual ?
    Atte , muchas gracias

    • Yenny, si cambiar de trabajo es fácil para ti, adelante; pero hay que ver lo que pierdes y ganas con el cambio, a veces, es mejor aprender a superar la situación que no huir, pero entiende que no se tu caso, es difícil contestarte. Conozco la ley española.

  3. Ola minian aufri acoso laboral durante los ultimos 7meses por parte del jefe y un companero.ahora llevo dos meses en una empresa y mi companero sigue con amenazas hasta que hace tres dias le dije que no volviera a llamarme y no lo ha hecho.me quedan las rabias y la frustacion en el cuerpo.no tengo pruebas. Hay gente que sabe que es verdad pero no lo admiten porque no quieren lios. Tengo miedo a que mi companero meta terceras personas para atacarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s